Todo ciclo tiene su auge. Y cuando llega, no está el suficiente tiempo para que lo disfrutemos.

Mi primer video timelapse realizado en 2015. Fue realizado después de unas fuertes tormentas que hicieron que todos los ríos y barrancos se llenaran de vida, y aunque fue efímero, para los habitantes de esta tierra siempre es puro espectáculo.